lunes, 6 de noviembre de 2006

Órdenes de magnitud, homeopatía y sentido común

Como casi todo el mundo ignora, la homeopatía se basa en dos principios básicos:
La Ley de Similia : Una sustancia curará una cierta enfermedad si suministrada a una persona sana provoca los mismos síntomas o síntomas muy parecidos a los que produce dicha enfermedad. De esta ley, o supuesta ley, deriva el nombre de homeopatía: homois "similar" y pathos "sufrimiento", en griego. Analicemos un poco esta afirmación, por si no queda clara. Si una persona se envenena con lejía, administramos más lejía en pequeñísimas cantidades y se curará. Tal cual. Por cierto, curará si produce los mismos síntomas, no la misma enfermedad. Por ejemplo, una patada en los huevos produce síntomas parecidos a un tumor en los testículos.

La Ley de los Infintesimales, que es mucho mucho más interesante que la anterior: cuanto más pequeña sea la dosis más poderoso será el efecto de la sustancia.
Lo que se hace es que cierta sustancia se diluye en una proporción de agua destilada. Suele ser una parte en 10, siguiendo una regla de "décimos", esa disolución se diluye en la misma proporción, 1 a 9, así un número determinado de veces. En los botes de productos de homeopatía se puede leer cuantas veces se hace esto. Por ejemplo, si pone 30x (suelen ser valores de 20x a 30x), quiere decir que se ha repetido esta misma operación 30 veces, así que podemos encontrar un parte del producto original en 1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000 partes de agua, 1x10E30. Hay casos, como el de Oscillococcinum, que es un remedio homeopático estándar para la gripe, (derivado del hígado de pato), cuya dilución estándar es de 200C. La C significa que el extracto está diluido en proporción 1:100 y agitado en 200 ocasiones. Como resultado tenemos una dilución con una molécula del extracto por cada 10E400 moléculas de agua, es decir, un 1 seguido por 400 ceros. Esto es así sólo si no se tiene en cuenta el número de Avogadro. Teniendo en cuenta que en un mol de sustenacia hay un número 40 órdenes magnitud menor que esa dilución, se ve rápidamente que tenemos que buscar muchísimo para encontrar una molécula de la sustancia original.
Un bote de 6 dosis de éste último producto vale unos 12€ en los sitios más baratos.

Ahora empecemos a comparar. Resulta que, según las últimas estimaciones, hay unos 10E80 (un 1 seguido por 80 ceros) átomos en el universo entero, así que la dilución de 200C va mucho más allá del límite de dilución de todo el universo visible.

Pero no pasa nada, lo que se "argumenta" es que el agua posee una memoria y que esa memoria retiene las propiedades del producto diluído. Cada nueva disolución transmite también esas propiedades al agua destilada que se usa en cada iteración.
Curiosamente, si suponemos que esto último es cierto, que el agua tiene memoria que hereda ciertas propiedades del compuesto con el que está en contacto, resulta el agua no guarda memoria del resto de sustancias con las que ha estado en contacto, el vidrio del envase, el metal de los recipientes, el aire, la vejiga del que la expulsó en su momento, el granito o cuarzo de las montañas, el queroseno de los aviones cuando estaba en las nubes. No, queridos lectores, sólo tiene memoria de lo que se necesita para ser vendido.
Otra curiosidad es que el agua destilada más pura que se vende para laboratorios tiene un residuo seco que es del orden de una dilución de una parte en 1E9, varias decenas de órdenes de magnitud mayores. Pero ese residuo seco no imprime nada en la memoría del agua.
Sin embargo, como decía, Friederich Schiller: "Contra la estupidez, los mismos dioses luchan en vano".
Hay masters en homeopatía, libros, postgrados en universidades...¡Qué verguenza!
Monográfico de Homeopatía.

8 comentarios:

Saul dijo...

Articulo estupendo y muy divertido. Solo un pequenho apunte: el ejemplo de la lejia me parece una tautolgia en la que no es necesario caer. Ahora, lo del tumor en los testiculos es homerico...

Falevian dijo...

Muchas gracias, anima bastante saber que al menos alguien nos lee, y mucho más saber que le gusta.
He puesto un enlace a tu blog también.

Falevian dijo...

La homeopatía se cuela en la Seman de la Ciencia
La homeopatía se cuela en la Seman de la Ciencia

Evil Preacher dijo...

Una supertición cristiana casi olvidada confirmaba la creencia homeopática de la memoria del agua: si echas unas gotas de agua bendita en un recipiente de agua "laica" esta queda inmediatamente bendecida, teniendo el mismo índice de santidad por volumen de agua que el agua bendiata original.

Falevian dijo...

Es verdad, no lo había relacionado. Pero seguro que esa idea está arraigada en la mente de la gente, y la chorrada de la homeopatía entra mucho mejor... Muy bueno.

PAMD dijo...

Te felicito por tu página. Muy buena!.
Con relación a la homeopatía y el sentido común...
Son ciertas muchas de las cosas que escribes (lamentablemente he notado que es casi un copy paste de wikipedia), y hay opiniones interesantes. Pero en tu crítica matemática acerca de la homeopatía dejaste de lado su grado de efectividad (puedes buscar estadísticas al respecto).
En occidente está la imagen casi inmaculada del médico. Ese ser vestido de blanco que todo lo sabe y con sus palabras extrañas y su receta ilegible reparará todo mal en mi.
Muchas veces la gente se "cura" con la sola visita al médico.
En oriente la medicina sigue otro rumbo, que difiere de nuestros fundamentos científicos. Sin embargo su efectividad es muy elevada (acupuntura, meditación, yerbas, saumerios) y no la puedes ridiculizar porque no cuadra a lo que nos enseñaron.
Olvidas tambien el efecto placebo, o cómo un buen estado de ánimo puede curar un cáncer sin radioterapia (si, he conocido casos). O por el contrario, cómo el hipocondríaco genera síntomas sólo atribuibles a la existencia de un agente externo (enfermedad).
En fin, lo que apunto es que en cuestion de salud y medicina pareciera existir una conjuncion de efectos sociales (medibles sólo en estadística) con influencias físicas. Y lamentablemente aún no se llega a una buena teoría o modelo que explique ciertos fenómenos. Posiblemente las pelotitas de homeopatía son sólo azucar, pero creo que es mejor curarse un resfrío con azucar que tomar antibioticos, práctica que con los años viene en aumento.
Decirle a la gente que existe una alternativa (por lo gral más económica) a sus dolores que la medicina convencional, que además es inocua al organismo (no genera dependencias ni efectos secundarios) no está tan mal después de todo.

Falevian dijo...

Hola.
Gracias por el apoyo. Procuro no cortar mucho de la wikipedia o de otros sitios, pero tampoco desprecio el poder de Internet. No tiene sentido duplicar los datos. Es muy importante saber dónde buscar, y hay artículos que son compilaciones de otros sitios precisamente para el que quiera profundizar lo pueda hacer.No voy a dar clases en un blog sobre Bosones, cuando hay expertos que lo hacen muy bien; con enlazar a ellos me basta.
Cuando hablo de cosas que conozco poco poco procuro buscar las fuentes y documentarme.
No es el caso de éste artículo, aquí TODO es mio.
Hablo del efecto placebo, y no he visto nunca datos que demuestren nada de la homeopatía. Siempre se dan los datos procesados y con las conclusiones ya dadas. Es algo sospechoso. De todas formas, en este artículo, intento ver qué contradicciones tienen los FUNDAMENTOS, en lo que se basa la homeopatía. Si éstos fallan, no hay nada más que analizar. Si están basados en un supuesto absurdo, las conclusiones serán absurdas. No te lo has leído del todo, creo.
Hay un problema al suponer que no hacen daño, hacen MUCHO daño, porque hacen que personas realmente enfermas no tomen medicinas y tomen las bolitas de la homeopatía, y además es muy muy cara, y las consultas son muy caras. Y lo que realmente me preocupa es lo que hay debajo, si vistes alguna estupidez de pseudociencia, lo vendes....

jashua dijo...

Buneas noches, pues mira soy medico cirujano y homeopata del instituto politecnico nacional en mexico, carrera certificada y acredita por la comaem y por el organismo internacional de medicina, aunque tu punto es beuno y se respeta, creo que en lugar de prner ciertos comentarios, que al aprecer ni medicos son, por que dudo que seas medico, desde la forma que tines para expresarte, lo que si te puedo decir es que el fin ultimo de un medico, (no de un homeopata) de un medico como lo soy yo, es aliviar el dolor y la enfermedad del paciente, Que existen muchas formas, es cierto, que la medicina galenica es a la unica a la que se le ha dado imporatncia, por que segun se basa en el metodo cientifico, lo acepto, por que tambien la conozco y la utilizo, pero de eso a atreverte a decir que una teraúetica que lleva mas de 200 años y con hechos demostrables no funciona creo yo que se trata de un un acto muy aventurado y soez, al igual que otro comentario que lei acerca de la yerbitas, recuerden que todo lo que se conoce ahora nacio de las yerbitas(pero ese no es mi punto), te invito a que leas un poco mas acerca de la investigacion cinetifica realizada en hoemopatia, y que te pongas a leer ecerca del metodo empirico experimental(tambien usado por aquellos que parctican la terapia galenica) aunque no creas, es el metodo que se usa para curar a un paciente cuando no se sabe que el lo que tiene. pero bueno te reitero la invitacion a leer mas de lo que se publica en internet, ya que para estar escribiendo comentraios que todo mundo lee seria bueno estar hablando con una persona letrada de cultura y criterio amplio, sin mas por el momento recibe un coordial saludo ATTE MCH Jashua Izquierdo Torres